/De Compras Tradicionales a Una Generación Virtual:

De Compras Tradicionales a Una Generación Virtual:

Negocios y Redes Sociales

Las redes sociales, donde la mayoría de las personas en el mundo se han convertido en usuarios, han evolucionado y modernizado el sistema económico para que los negocios puedan promover sus propios productos.

De acuerdo a Statista, una página web donde líderes de datos de mercado proveen información sobre los consumidores, el número de usuarios de redes sociales en los Estados Unidos de 2014 a 2020 son millones y equivalen a tres cuartas partes de la población que usan las redes sociales.

Robin Grambling, profesora en el departamento de mercadotecnia y administración del Colegio de Administación Empresarial en la Universidad de Texas en El Paso, explica que la tecnología ha cambiado todo lo que en un negocio se hace de mercadotecnia, así como la distribución y la forma de comunicarse con los consumidores.

“Si ves promociones tradicionales o anuncios publicitarios tradicionales, los anuncios de radio e impresos fueron una conversación de un solo sentido, provenientes de la empresa o de la marca, no pudieron obtener comentarios e información en tiempo real, pero las redes sociales han permitido hacerlo”, Grambling dice.

Para Grambling, las redes sociales también han permitido saber más de los consumidores por las diversas estrategias que las compañías usan al dirigirse a sus audiencias. Por ejemplo, las compañías utilizan encuestas cortas para saber las preferencias de sus consumidores, y así, satisfacer mejor las necesidades del consumidor.

“Hay muchas maneras de dirigirse específicamente al consumidor. (Así) las redes sociales han elevado las relaciones a un mejor nivel”, Grambling dice. “Y esta relación (entre la compañía o la marca con el consumidor), les permiten a ambos tener esta relación en tiempo real, y a través de aplicaciones y este tipo de tecnología.”

El Emprendimiento de la Generación Virtual

Una de las cosas por las que los “millennials” y la “Generación Z” son conocidos es por su alto uso de plataformas de redes sociales como Instagram, Facebook, Snapchat y otros medios.

Aubrey Oliver, estudiante de 22 años de psicología en UTEP, abrió su propio negocio de joyería en Etsy, un mercado en línea que se dedica a vender artículos hechos a mano. Ella utiliza la redes sociales como base en su negocio.

“Yo tengo y uso Instagram para mi negocio, y ayuda bastante porque digamos que tienes un cierto collar con ciertas piedras preciosas, en Instagram puedes usar los hashtags de tus gemas para que estén expuestas”, Aubrey dice. 

Hace dos años, Aubrey empezó su negocio de joyería. Ella dice las redes sociales la han ayudado a tener éxito y un ingreso a bajo costo por la facilidad de permitirle trabajar en donde sea y cuando quiera.  

“Usar las redes sociales es más fácil porque puedes hacerlo desde tu habitación o cualquier lado donde estés. Si tienes que escoger de otras formas de publicidad que envuelven personalmente, yo que no tengo carro y a dónde puedo ir es muy limitado”, Aubrey dice.

“Entonces uso las redes sociales que también alcanzan a otras personas que a lo mejor no tienen carro por numerosas razones o no tienen el tiempo de ir físicamente a una tienda”.

Para otras personas como Julio Cesar Mena, operador de 33 años y dueño de Café con Leche, Instagram es la plataforma donde  vende su producto. Él anuncia su posición durante el día cerca de algún negocio en El Paso y va con su carro de café ofreciendo el producto. También su negocio funciona como servicio catering donde su promoción principal son las redes sociales. 

“Ahorita por el estilo del negocio que tengo y como lo tengo, como lo estoy manejando, las redes sociales son lo único que necesito realmente ahorita”, Julio dice. “Si fuera un lugar más accesible entonces usaría otros diferentes medios (como) flyers”.

Julio dice que las redes sociales pueden ser utilizadas exitosamente para cualquier negocio.

“Yo creo que es necesario, y negocios que no lo usan, pues la verdad nomas están haciendo un (dejando de utilizar un servicio) diservice ellos”, Julio dice.

Según la profesora Grambling, el no tener o no usar un tipo de red social en un negocio hace que sea probable que el producto no tenga éxito.

“Si tienes un buen producto, excelente precio y ubicación pero nadie lo sabe, entonces no vas a tener éxito”, Grambling dice.

Según Grambling, para esta nueva generación de millennials que buscan emprender un negocio o incluso comprar en línea, las redes sociales son la mejor manera de empezar un negocio y darte a conocer si es que no cuentas con los recursos necesarios para emprender tu negocio.

“(Promoverte en redes sociales) es menos costoso y en muchas ocasiones es gratuito. La clave es simplemente construir tu red social y darte a conocer. Claramente esa es la manera de empezar negocios pequeños”, Grambling dice.

¿Nueva Tendencia o Una Adicción al Celular?

Julio, quien apenas empezó su negocio hace cinco meses, explica la realidad de la mayoría de las personas que actualmente encuentran o buscan su información en las redes sociales.

“Si te pones a pensar, la gente se levanta y lo primero que hace es ver su teléfono, entiendo eso y también es generacional, es como la gente hoy en día es su estilo de vida, yo no me quise quedar atrás en ese aspecto, y lo entiendo, entonces es una herramienta muy importante para cualquier negocio de cualquier tipo”, Julio dice.

De acuerdo con un estudio de Pew Research Center, al menos 88 por ciento de los jóvenes, entre edades de 18 a 29 años, consumen alguna forma de redes sociales.

Las redes sociales para Natalia Flores Sánchez, 23, son la base de su negocio Sin Popote Está Bien, en el cual ella dice que si no hubiera Facebook o Instagram, ella no tendría trabajo. 

“Las redes sociales son la base para que eso suceda y para que el negocio continúe existiendo, es impresionante la cantidad de personas con las que te puedes conectar”, Natalia dice.

La idea de su negocio surgió por una experiencia que tuvo en Los Cabos, donde encontró una cantidad enorme de plástico que estaba varada entre las piedras, tratando de volver al mar. 

En estos tiempos, las redes sociales se están volviendo en lo que las compañías antes le llamaban publicidad tradicional, pero no significa precisamente que grandes compañías se dediquen sus ventas en línea, de acuerdo con Grambling.

“Creo que la gente se ha preocupado por eso, creo que siempre habrá un lugar para las tiendas, se verán diferente y probablemente pequeñas, pero a los clientes les gusta la experiencia y eso es lo que mantendrá a pie los negocios, la experiencia”, Grambling dice.

By Ingrid Giese 

Facebooktwitteryoutubeinstagram