/Opera Bhutan

Opera Bhutan

University CommunicationsUn Puente Entre Culturas
Por Andrés Rodríguez
Read it in English

En Bhutan, situado en los Himalayas, no existen los teatros de ópera, pero Stefano Vizioli tiene a miembros de la Academia Real de Artes Escénicas en Bhutan en una reunión creativa preparando su entrada al escenario improvisado. Algunos actores llevan banderas, otros tamborines y cada uno desde su esquina avanza al centro del escenario en una especie de danza.

Vizioli, el director de ópera en Roma, es el director de escena de Ópera Bhutan y desde 2012 ha formado parte del equipo que ha preparado a los cuatro cantantes internacionales profesionales, los músicos y bailarines de la Academia Real y a los más de 30 estudiantes de UTEP que formarán parte del coro y la orquesta en la ópera.

Pero Ópera Bhutan, que se presentará el 12 de octubre en la Academia Textil Real en Thimphu, lleva años de preparación.

Aaron Carpene, conductor de músicos establecido en Roma, viajaba, producía y grababa por Europa mientras trabajaba como asistente musical para Alan Curtis en el 2004. Era una de las mejores orquestas de Handel, dice Carpene, pero el quería darle a la música un entorno distinto.

“Fue todo muy bonito el trabajar con este alto nivel de producción y valor artístico, pero pensaba que sería interesante llevar una de estas producciones de ópera a un nuevo contexto, algo completamente diferente, para darle aire nuevo, para darle un nuevo espacio”, dice Carpene.

Su amigo, Preston Scott, quien en ese entonces trabajaba como abogado ecologista en Bhutan, le comentó que los bhutaneses estaban buscando algún tipo de propuesta musical nueva para llevar a su país. Carpene puso manos a la obra y empezó a formular Ópera Bhutan. “Al principio era un castillo en el aire. Digo era una idea loca y al principio parecía totalmente improbable y completamente irrealizable”, dice Carpene. “De hecho por muchos años estábamos buscando un asociado, quien le pudiera dar piernas al proyecto”.

En el 2008, con la crisis económica y el cambio de gobierno en Bhutan, el proyecto se vio más inalcanzable, dice Carpene. “Fue un año muy bajo para el proyecto y parecía por esas razones que nunca se pondría en marcha”.

Ese mismo año el Smithsonian Folklife Festival en Washington D.C. tuvo a Bhutan como el país invitado. Scott era el curador del festival entonces y Carpene se dio cuenta que la Universidad de Texas en El Paso estaba por recibir el templo bhutanés, o el Lhakang, construido para el festival y así encontró el socio que buscaba para realizar su ópera. “Preston (Scott) pensó, ‘Wow. Si esta gente de Texas esta interesada en (conseguir) este templo, tal vez también estén interesados en apoyarnos en nuestro proyecto loco’ ”, dice Carpene.

hi
El equipo de Ópera Bhutan en Bhutan. Entre ellos Aaron Carpene en chamarra azul al fondo y la profesora Elisa Wilson, la segunda a la izquierda en la primer hilera. / University Communications

La ópera es completamente desconocida en Bhutan, dice Carpene, y aclara que mientras investigaba el proyecto lo último que quería hacer era llegar a colonizar a los bhutaneses con esta arte occidental. “Pensé, ¿No sería más interesante, no ayudaría más a nuestros amigos bhutaneses a entender nuestra forma de arte si se involucran activamente en el proyecto?” dice Carpene. “Pensé, ¿Por qué no hacemos esto en un diálogo cultural donde podemos, dentro de la historia, introducir aspectos de la tradición bhutanés musical, de danza y canto?”

Carpene decidió montar la obra “Acis y Galatea” de George Frideric Handel ya que encontró en ella elementos occidentales que compartía el mundo oriental lo cual le sirvió para unir el arte de la ópera con la cultura bhutanés. “He éstado viendo, investigando, estudiando nuestra cultura, mitos griegos, etcétera”, dice Carpene. “He estado estudiando la cultura bhutanés para intentar poder identificar estos aspectos comunes y a través de ellos crear estos puentes para que el producto final no sea tan esquizofrénico, sino una idea mas homogénea”.

Algunos de esos elementos comunes aparecen en la ópera como “Cyclops”, quien representa la montaña Etna, mientras que la tradición en Bhutan dicta que dioses habitan las montañas.Leslie Yapor, estudiante de cuarto año de música comercial en UTEP, asistió a un recital, donde la profesora de canto y ópera en UTEP, Elisa Frase Wilson, explicó los requisitos para formar parte del elenco. “Decidí intentarlo, darle una oportunidad y ver qué pasaba”, dice Leslie. “En realidad no fui a la sala de audiciones pensando que iba a conseguir un lugar. Fue más como tirar semillas y ver cuál crece en una florecita, y esta lo hizo”.

sing
Leslie Yapor en un ensayo. La estudiante de cuarto año en UTEP forma parte del coro de Ópera Bhutan. / University Communications

Leslie, quien es parte del conjunto de música árabe en UTEP, cantó “V’adoro, pupille” de Handel en su audición y consiguió formar parte del coro, el cual coadyuvará a comentar la historia y a establecer la acción y el ambiente, dice Leslie. “Nos están dando la oportunidad de ser expuestos a este proyecto que pudo haber sido hecho completamente por profesionales”, dice Leslie. “Será la primera producción de ópera en vivo en Bhutan, así es que nosotros estaremos estrenando este tipo de música en otro país. Eso es una gran cosa, es un hito”.Watch Full Movie Online Streaming Online and Download

Nathan Black, de Washington D.C., se inscribió en UTEP para estudiar violonchelo con el profesor Zuill Bailey y recibió la invitación para formar parte del evento la primavera pasada. “Mientras el evento se avecinaba más y más, nos dimos cuenta de que sería una colaboración no sólo con el departamento de coro en UTEP, sino con unos de los mejores especialistas en música temprana del mundo”, dice Nathan, estudiante de tercer año de interpretación musical.

La profesora Wilson, Vizioli y el director de la Ópera de El Paso, David Grabarkewitz, junto con Carpene y Scott, sirven como los directores de Ópera Bhutan. El elenco también incluye cuatro cantantes profesionales de Italia, Estados Unidos, Canadá y Camerún junto con músicos de la Academia Real de las Artes Escénicas en Bhutan y la Academia Textil Real.

“Lo que es especial es que estaremos tocando la ópera en estilo de música temprana,” dice Nathan, quien toca la parte del basso continuo. “Aaron Carpene empezó a trabajar con nosotros a finales del año pasado y entrenó a los músicos a tocar en ese estilo…Este estilo de tocar toma meses y meses de preparación”.

La música temprana son los periodos de música que demuestran estilos distintos a la música clásica occidental de los siglos  XVIII y XIX. Incluye los periodos que preceden la música clásica, el medieval, el renacimiento y lo barroco. Wolfgang Amadeus Mozart adaptó “Acis y Galatea” en 1788 al estilo contemporáneo, algo que Carpene cree disminuye las intenciones originales de Handel.

Para celebrar el centenario de la universidad, Ópera Bhutan tendrá un estreno en UTEP en otoño 2014.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutubeinstagram