/MÁS ALLÁ DEL 2012 EL FIN DEL MUNDO O UN NUEVO PRINCIPIO

MÁS ALLÁ DEL 2012 EL FIN DEL MUNDO O UN NUEVO PRINCIPIO

De acuerdo al Calendario Maya, el 21 de diciembre de 2012 será una fecha trascendental para la humanidad. Una gran cantidad de personas creen que ese día será el fin del mundo, pero para los mayas, el arribo de esa fecha no significa una calamidad, sino el inicio de una nueva  conciencia cósmica y la transición espiritual hacia una nueva civilización.

De acuerdo con Carlos Aceves, escritor y coordinador del proyecto Xinachtle, los mayas y nahuas crearon juntos el calendario en un lugar llamado Xochicalco, que ahora es un sitio arqueológico en el estado de Morelos, México. El Calendario Maya es un instrumento astronómico construido para medir los ciclos del cielo, la tierra y el ser humano.

Según Aceves, éste era el más perfecto entre los pueblos mesoamericanos.

Los mayas eran sorprendentemente expertos en astrología y matemáticas y usaron tres medidas para medir el año. “Una es la órbita terrestre, lo que dura en dar la vuelta al sol, las estaciones del año de trópico a trópico”,  dice Aceves “Y la otra, son los ciclos lunares, porque hay trece lunas llenas en un año”.

Aceves explica que el ciclo largo del Calendario Maya, dura un millón 872,000 Días, equivalentes a 5,125 de nuestros años y empezó 11 de agosto del año 3114 antes de Cristo. Ese ciclo se acabará y volverá a ponerse en cero el 21 de diciembre de 2012. Eso no significaba para los mayas el fin del mundo, sino que se terminaba un ciclo del calendario.

Los mayas plasmaron en el calendario su profundo conocimiento de los ciclos de la tierra. Por ejemplo,  ellos sabían que cada ocho años podía verse desde la tierra el tránsito de Venus alrededor del sol. El más reciente tránsito de ese planeta  se llevó a cabo el 8 de junio de 2004 y el próximo se realizará el 6 de junio de 2012.

Johnny Dennis, originario de El Paso, dice que si bien los mayas tenían un gran conocimiento sobre la astronomía, solo Dios puede determinar lo que va a suceder en el futuro. “Los mayas sabían muchas cosas sobre la astronomía, entre otras cosas, pero no tenían el conocimiento de la palabra de Dios”, dice Dennis. “Nadie puede saber toda la verdad sobre el fin del mundo, solo Dios sabe cuando vendrá”.

Aceves dice que los mayas ven la fecha del 21 de diciembre del 2012 como un renacimiento, el comienzo del Mundo del Quinto Sol.

Será el inicio de una nueva era que resultará y será indicada por el cruce del ecuador galáctico del meridiano solar, en que la tierra se alineará con el centro de la galaxia.

Al amanecer de ese día, explica Aceves, el sol se elevará para coincidir con la intersección de la Vía Láctea y el plano de la elíptica. Esta cruz cósmica es considerada como una personificación del Árbol Sagrado, el Árbol de la Vida, un árbol recordado en todas las tradiciones espirituales del mundo.

Algunos observadores dicen que esta alineación con el corazón de la galaxia en el 2012, abrirá un canal para que la energía cósmica fluya a través de la tierra, purificándola a ella y a todo lo que more sobre ella, elevándolo todo a un nivel superior de vibración. “Le llaman Cruz Maya, y se está regando el árbol de la vida…y eso representa el agua que cae sobre el Árbol de la Vida y también representa el maíz de la semilla que cae”, dice Aceves.

Aceves dice que el ser humano tiene la  debilidad de no poder ajustarse a los cambios mayores de la tierra, lo que explica el porque los  humanos y las civilizaciones han desaparecido cuatro veces. “La creación tiene que volver a empezar y en esta era estamos viendo lo mismo, la tierra va a pasar por cambios mayores porque necesita cambiar”.

Científicos alrededor del mundo han encontrado que la tierra enfrenta crisis globales que ponen en riesgo la supervivencia de la civilización. Una de esas crisis es el calentamiento global de la tierra. Otras incluyen la crisis por la escasez de agua, la deforestación, la extinción de especies animales, el crecimiento de población y la falta de energía renovable.  “Esto no tiene que ver con el calendario (maya); son solo hechos, pero la gente se entera de todo esto y qué va a pensar?”, pregunta Aceves. “Que se va a acabar el mundo”, dice.

Shane Epting, profesor de filosofía en UTEP, dice que las profecías o creencias sobre el fin del mundo solo ayudan a la mercadotecnia de malas películas sobre religion y destrucción del planeta. “¿Si es que el mundo se acabara y todos nos morimos, a quien le preocupa? Todos estaremos muertos y a nadie más le importara”, dice Epting.“Tener miedo sobre el fin del mundo dice mucho sobre el estado de las personas que temen y muy poco sobre la estructura cosmológica del universo, pero es una gran herramienta de mercadotecnia para malas películas”.

Muchos estudiantes de UTEP creen que estas profecías sobre el fin del mundo son absurdas y a la vez, muchos bromean al pensar en ello.  “Es absurdo”, dice Ashli Ridenour, ex alumna de mercadotecnia de UTEP. “Gritar que el mundo terminará también es una manera para que los fanáticos religiosos consigan hacerse famosos”.

Aceves insiste en que nos hallamos en un momento crítico en la historia del mundo, por lo que es momento para reflexionar y hacer algo para mejorarlo. “El 2012 va a ser el punto en donde no tenemos opción; o cambiamos nuestro modo de ser o nos vamos abajo en esta civilizaciwwón”, dice Aceves. “No somos una especie que puede violar las leyes naturales”.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutubeinstagram