/La Tecnología ¿En Plenitud o Escasez?

La Tecnología ¿En Plenitud o Escasez?

Technologia ¿Plenitud o Escasez?

By: Jesus Lopez

Hoy en día, la tecnología se ha convertido en una necesidad para la sociedad. Casi alcanza un punto vital en los aspectos de organización de la vida humana. La gente ahora nace en un mundo centrado en la tecnología digital, empezando a utilizar las computadoras y navegar el Internet desde jóvenes.

La comunicación global, la cual se ha hecho esencial para el funcionamiento diario, es solo posible gracias al Internet, las redes y los sistemas de computación.
Estas son las razones por lo cual las escuelas, desde la primaria hasta el nivel universitario, han comenzado a implementar un conocimiento de la tecnología como parte de sus currículos. Se ha convertido un requisito vital para los estudiantes el ser tecnológicamente diestros si desean ser exitosos.

A pesar de que las universidades y las instituciones escolares requieren previo conocimiento tecnológico y exigen un nivel de trabajo llevado a cabo por acompañamiento de la tecnología, en muchos casos, no se dan cuenta del estándar elevado que exigen de los estudiantes. No todos tienen los recursos para proporcionarse con los sistemas tecnológicos.

Muchos estudiantes en Ciudad Juárez, al igual que en El Paso, por diferentes situaciones y circunstancias, carecen de servicio al Internet y no todos poseen computadoras en casa para completar los trabajos requeridos por las instituciones.

Una estudiante de postgrado en asesoramiento de rehabilitación, Corene Seymour, tuvo la experiencia de atender a la universidad en El Paso sin tener una vivienda. Ella es tan solo uno de los muchos casos en los cuales estudiantes de bajos recursos o circunstancias desafortunadas carecen de los recursos para completar sus estudios de manera adecuada.

“En el principio, era difícil encontrar acceso a la tecnología. No tenía computadora ni acceso al Internet y, en esos tiempos, era muy difícil encontrar acceso a la tecnología en otros lugares, especialmente porque no podía pagar por el transporte”, dice Corene. “Recuerdo que fue un semestre muy difícil para mí porque estaba aprendiendo apenas a utilizar la tecnología. Apenas y sabia como prender una computadora y escribir en el teclado, ese era el límite de mi conocimiento tecnológico”.

Como todos los estudiantes, necesitaba usar la computadora y el Internet para completar asignaturas y tareas, en las cuales debía buscar información en el Internet, lo cual no sabía hacer.
Ella vivía en hospedajes para gente sin vivienda quienes no ofrecen lugares silenciosos donde estudiar. Y sin el material requerido por su universidad, el cumplir con sus responsabilidades era extremadamente complicado.

“Solía visitar la biblioteca pública, pero solo otorgaban una hora máximo y luego te quitaban de la computadora, limitando mi tiempo para completar tareas”, dice Corene. “Mi promedio sufrió por causas fuera de mi control”.

En México, la situación es similar. En Ciudad Juárez, muchos estudiantes logran atender a la universidad gracias a becas y ayuda del gobierno. Aun asi, eso no incluyen computadoras ni acceso de Internet en casa para estos estudiantes.
Frida Corona, una estudiante de psicología en Juárez, explica que ella es una de los estudiantes afortunados que tiene recursos para conseguir conección al Internet constante en casa. Y aunque reconoce el problema, observa que este problema está disminuyendo.

“Ahora es mucho más fácil conseguir el acceso a estos dispositivos”, dice Frida. “Viviendo en la frontera nos da una ventaja de poder conseguir aparatos que en México se venden en precios más altos o que incluso no se consiguen tan fácilmente”.

Lo que muchos estudiantes hacen es cruzar la frontera a Estados Unidos y comprar sus computadoras en El Paso para evadir precios altos en México. Aun así, existen muchos estudiantes que ni siquiera tienen recursos para conseguir cruzar la frontera.

“En cuanto al Internet, el acceso es gratis en la universidad, por lo que muchos ya no tienen que gastar dinero de más para hacer tareas o investigaciones, pues todos los institutos nos permiten navegar”, dice Frida.  “Aún mejor, si no cuentas con el dispositivo, cuentan con computadoras que con solo ser alumno de la universidad puedes usar por el tiempo que necesites”.

Una situación similar existe en El Paso. En El Paso Community College y UTEP, las computadoras y el acceso al Internet están disponibles para todos sus estudiantes.
También ha sido comprobado que la lectura a través de las pantallas es menos eficaz que la lectura de un libro tangible. Andrew Dillon, un investigador de ergonómica, hizo un estudio sobre las desventajas de leer texto en dispositivos electrónicos. Los resultados enseñaron que le lectura a través de pantallas toma desde 20 a 30 por ciento más tiempo en leer y comprender.

En el 2012, la revista TIME argumentó sobre reportes que indicaban que las personas que leían e-books retenían mucho menos información que aquellos que leían dicha información en papel.

Anne Mangen, investigadora de un studio sobre lectura en dispositivos electronicos (Norway’s Stavanger University) dice en uno de sus estudios: “Estudiantes que leen en papel reportan escalas más altas de empatía, transportación, e inmersión en la coherencia narrativa del texto, que los lectores de dispositivos electronicos”.

In Brief

Today, technology has become a vital factor for the organizational aspect of human life. Children are learning to utilize computers and to navigate the Internet from a very young age. Many educational institutions, from elementary school up to university level, have begun to implement technology-based learning techniques as an essential part of their curriculums.

Even though universities and other scholastic institutions require technological knowledge, they do not realize that many individuals do not have the necessary economic resources to be at the same level of experience as other students.
Many students from Juárez as well as El Paso lack access to the Internet and not everyone has a personal computer. Also, the systems required to fulfill many academic activities are expensive, especially for students studying fields such as architecture, graphic design, publicity, etc.

“In the beginning, it was very difficult for me to access technology,” said Corene Seymour, a student of El Paso who experienced homelessness while attending college. “I did not own a computer and I had no access to Internet or transportation.”

Seymour is just one example of how lack of technology can definitely delay education. “My GPA definitely suffered for reasons that I could not control.”
In Juárez, the situation is similar. Many students are able to attend university thanks to scholarships and governmental aid. However, these benefits seldomly include computer availability or access to Internet.

“Today, it is much easier to get our hands on computers though,” says Frida Corona, a psychology student in Juárez. “Being so close to the border, prices are cheaper for us.”

What many students do is cross the border to the U.S. and buy their computers here. However, there are still many students who are not able to cross the border because of different economic and social issues.

At EPCC and UTEP, computers and Internet access are accessible to the student body with flexible hours.

Today’s technology definitely allows an extended platform of styles for learning and permits unlimited shortcuts through Internet, such as resources and multiple global opinions on a particular subject.

However, it is also important to think about how social media and laptops/smartphones/tablets affect the development of learning in classrooms and the studying habits of students.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutubeinstagram